08/01/2019NACIONALES

El debate que se viene: ¿boleta única o lista sábana?

La Comisión Bicameral que discute el desdoblamiento de las elecciones, también considerará la posibilidad de modificar el tipo de boletas a usar.

Volvió a estar sobre el tapete el proyecto presentado por la diputada provincial por la Sexta Sección Electoral, María Fernanda Bevilacqua, para que en el territorio bonaerense se dejen de utilizar listas sábanas durante los comicios, y en cambio se adopte una boleta única -en soporte papel- como ya está ocurriendo en Córdoba y Santa Fe.

La propuesta forma parte del temario de la recientemente conformada Comisión Bicameral, que analizará el posible desdoblamiento de las elecciones en la provincia de Buenos Aires, y que mantendrá reuniones hasta el 28 de febrero próximo para que, después, la gobernadora María Eugenia Vidal tome una decisión al respecto. El ente también analizará qué hacer con las elecciones primarias (PASO) y el respeto en la paridad de género en las listas. La próxima reunión se llevará a cabo el jueves 17, en lugar a confirmar.

“El actual sistema tradicional de voto con boleta de papel partidaria es antiguo, vetusto y, en función de la evolución democrática que -como sociedad- venimos construyendo desde el año 1983, requiere una urgente y vital reestructuración”, aclaró la legisladora medanense.

El texto propone la confección de una boleta única para cada categoría de cargo electivo, con distinción de colores y espacios según la categoría de cargos y agrupaciones políticas, que se determinará a través de un sorteo público. También contempla la confección de plantillas en alfabeto Braille para personas no videntes.

Según el proyecto, su utilización permitirá agilizar el sistema de confección de boletas, evitará la multiplicación de gastos en boletas electorales partidarias y reducirá significativamente la cantidad de papel utilizado, además de impedir el robo de boletas y facilitar la labor de la justicia electoral.

Al momento de emitir el sufragio, el presidente de mesa entregará la boleta única al votante y quitará uno de los dos troqueles con que contará el papel para constatar su veracidad. Luego de marcar las opciones elegidas en el cuarto oscuro, se quitará el segundo troquel y se introducirá la boleta en la urna.

Bevilacqua también consideró la posibilidad de incorporar la tecnología para “todas las actividades comprendidas en las diversas etapas de gestión y administración de la elección”, aunque descartó su utilización al momento del voto, que deberá garantizarse en el formato papel.

“Nuestro sistema electoral actual necesita una serie de reformas normativas que garantice la integridad del sistema y una mayor posibilidad para el elector. Debe evolucionar hacia un sistema de boleta única, superador del sistema electrónico, planteado anteriormente por otras fuerzas políticas”, consideró.

Experiencias positivas en el país y el resto del mundo

La legisladora explicó que luego de varias experiencias realizadas en distintas partes del planeta, “hoy en día la mayoría del mundo vota” con este sistema.

“Córdoba y Santa Fe tienen el sistema de boleta única, y se ha probado su eficacia tanto para el escrutinio como para evitar manipulaciones fraudulentas. En el mundo se aplica en países como Finlandia, Nueva Zelanda y Uruguay, entre otros”, explicó.

Además, consideró que esta alternativa permitiría que los partidos provinciales y agrupaciones vecinales pudieran estar en igualdad de condiciones respecto de las fuerzas políticas históricas y/o numerosas.

“Como vecinalista, y lo he sufrido en carne propia, veo la necesidad de proteger la participación y la igualdad de condiciones de todas las fuerzas al momento de la elección”, explicó.

Fuente: La Nueva.