12/01/2019MUNICIPALIDAD

Irresponsabilidad que perjudica.

¿Por qué sacan turno para castraciones si después no concurren?

Una publicación en Facebook alertó sobre una situación que es más común de lo que se sabía hasta ahora, y que este jueves tuvo su punto máximo: de 10 perros que tenían que ser llevados a castrar solo aparecieron cuatro, los otros seis faltaron. Sus dueños irresponsables y con falta de empatía.

La publicación en la red social dio cuenta de lo que había pasado: “Hoy en la salita de cirugía de la perrera municipal de 10 turnos para castración gratuita asisten 4. Para quejarse, criticar y exigir están todos en primera fila. Ahora, la responsabilidad brilla por su ausencia. Lamentablemente estamos acostumbrados ver esto…”.

La publicación la realizó Gabriela Steinmetz, Veterinaria, que está a cargo de las castraciones, con la ayuda de una empleada municipal que trabaja en la perrera, ambas muy comprometidas con estas campañas, que saben son la solución para controlar la problemática de los perros y gatos.

“Lo que quise con la publicación fue mostrar lo que sucede habitualmente en nuestro espacio de trabajo, en un servicio que es totalmente gratuito, donde todo el mundo puede acceder, sin hacer distinción de clases social ni nada. Vemos, en el transcurso del lapso de dos años que estoy –llevamos todo contabilizado- que hay un 25% del total de los turnos que nosotros damos no asisten”, dijo la Dra. Steinmetz en la consulta de La Nueva Radio Suárez.

El jueves último fue el más evidente: “habíamos dado los diez turnos y de esos diez vinieron solamente cuatro personas trayendo sus perros”.

Y explica que lo que quiso hacer “es poner en evidencia el problema que tenemos nosotros con los animales en la calle, parte de la sociedad en su conjunto. Y no solamente es responsabilidad de un Municipio o del Estado de ofrecer castraciones gratuitas. No solamente es responsabilidad del Municipio de cuántas castraciones se hacen, sino que, desde la base, que es la responsabilidad de la población, vamos mal”.

Por supuesto que hay mucha gente responsable, pero si se cuenta “que hay un 25% anual que falta al turno de castración conseguido, por eso este llamado de atención, para tener en cuenta”.

Porque este es un servicio muy solicitado, hay gente que está esperando por su turno, “la demora es muy importante, de varios meses, al ser un servicio gratuito y muy solicitado. Por eso es también no respetar incluso al que está esperando el turno pacientemente. Fue un enojo por eso. No sabemos aprovechar cuando tenemos un servicio tan importante como es la castración. Al que le hemos puesto, las personas que trabajamos ahí, mucha responsabilidad. A pesar que tuvimos problemas presupuestarios, hice a un lado esos problemas y seguí trabajando con la misma intensidad. Entonces, mi enojo es que seguimos trabajando con intensidad y no me parece justo que la gente lo tome a la ligera y no concurra en el día y horario establecido para la castración”.

Agrega la Veterinaria Gabriela Steinmetz que “si la persona avisa de antemano ese turno se respeta y se le vuelve a dar a la semana siguiente. Y no le quita el lugar a otra persona, para después no concurrir. Si la gente avisa nosotros ponemos a otra persona”.

Para las personas que están esperando por el turno, “es importante que se informen sobre los métodos de control anticonceptivos que hay. Hay métodos en pastillas e inyecciones, se los pueden dar a las perritas y esperan tranquilamente su turno”.