11/02/2019INSTITUCIONES

En el Hogar La Providencia se compartió el agasajo por los 25 años de vida religiosa de la Hermana Margarita.

Religiosos, cooperadores de la institución, familiares y amigos de la religiosa compartieron un almuerzo a la canasta.

Después de compartir la santa misa en acción de gracias en la Parroquia Nuestra Sra. Del Carmen, se llevó a cabo un almuerzo a la canasta en el Hogar La Providencia, un sitio emblemático donde seguramente Margarita reafirmo su vocación y hace 25 años atrás dispuso vestir los hábitos de la congregación, con todo lo que ello significa.

Nada mejor que por idea de la nueva Superiora Liliana que su ciudad natal, cerca de sus seres queridos, sus afectos y sus emociones espirituales, que celebrar este acontecimiento en nuestra ciudad.

Por ello se organizó el almuerzo a la canasta donde además del Padre Leandro, las hermanas de la congregación, su familia: Angélica de Rey, su hermana, sus sobrinos, hijos de Román de la Fuente, Fernando y Pablo, sus respectivas esposas y otros allegados que compartieron el festejo, donde no faltaron suvenires y otras alegorías mientras el Hogar se mostraba con sus mejores galas para recibir a quienes el domingo pasado rodearon a la religiosa quien con sus 78 años muestra una gran vitalidad y el permanente agradecimiento a su vida consagrada, a su salud reiterando siempre su bienestar físico y espiritual para seguir cumpliendo con esta sagrada misión que profesa desde hace 25 años.