26/02/2019GREMIOS

Los trabajadores municipales reclaman recomposición salarial.

Asamblea convocada por el Sindicato para el 1 de marzo. Entrando en situación de alerta, esperando el reconocimiento de la pérdida salarial del año pasado y la convocatoria a paritarias para el primer semestre del 2019.

Así se encuentran los trabajadores municipales. Reunidos la semana pasada en asamblea anual ordinaria para analizar la memoria y balance del año pasado, la verdad que la ocasión fue propicia para empezar a encarar la situación salarial.

Rubén Allende, Secretario General del STM, anticipó que “el viernes 22 tuvimos la asamblea anual, pero más allá del resultado financiero del sindicato había una preocupación mayor en los trabajadores, respecto a lo que pasaba con la paritaria”.

“Para hacer un poco de memoria, nosotros tenemos paritarias semestrales. La de septiembre-octubre del año pasado todavía no se cerró, porque siempre se resuelve cómo vamos a terminar el año y qué porcentaje va a haber para el año siguiente. En diciembre, la Secretaria de Hacienda participó de la paritaria y nos planteó que no iba a poder hacer frente al ajuste por inflación, tal cual se había firmado, que iban a dejar para enero el ajuste de noviembre - diciembre. El gremio aceptó esto. Pedimos reunirnos en enero, para ver cuánto había para el 2019.

Nos informaron que había una previsión presupuestaria del 20% de piso, que la definitiva la iba a tener en enero, por lo que nos pedía que esperemos hasta entonces. Decidimos esperar hasta el 7 de febrero, cuando nos dijo que se iba a tener un panorama del ofrecimiento de recomposición salarial”.

En la audiencia de la paritaria del 7 de febrero, “no hubo ninguna novedad. No fue la Secretaria de Hacienda, fueron el Asesor Letrado y la Directora de Recursos Humanos a decirnos que no tenían aún novedad”.

En actas se dejó sentado que el gremio solicitaba, “el 20% retroactivo a enero, tal lo informado por la Secretaria de Hacienda en diciembre, pidiendo una respuesta lo antes posible. Nos pidieron un cuarto intermedio para el 21 de febrero”.

Analizó Allende que “el básico de los municipales está en 12 mil pesos, muy por debajo de la línea de pobreza, con todos los aumentos que se han suscitado”.

Relató que el jueves 21, “otra vez nos dijeron no sólo que no tenían nada para proponer, sino que estaba muy lejos de proponer el 20% peticionado por el gremio”.

Insistió el dirigente gremial que “el 20% lo ofreció la Secretaria de Hacienda en la paritaria de diciembre. Del elevado 2018 el presupuesto aprobado es de un 48% más. Y en cuanto a volumen de coparticipación un 46% más de dinero que el año pasado. Nosotros dejamos asentado en actas que este 20% retroactivo al primero de enero es miserable en cuanto a la realidad presupuestaria que tienen. Y nosotros estamos solicitando que al menos pongan esto, para sentarnos en abril mayo a ver qué hay para el resto del año Y si estamos retrasados en algún ajuste por inflación hacerlo en esos meses. En aras de no generar conflicto y seguir en la mesa del diálogo y el consenso”.

En la reunión del jueves pasado pidieron los representantes del Ejecutivo Municipal una nueva prórroga para el 7 de marzo.

“Las bases no pueden estar soportando tanta dilatación, cuando a partir del 1ero de enero nos están aumentando las tasas un 35%, con un presupuesto aprobado, y no hay ni siquiera un mísero porcentaje para recomponer salarios. En esta situación nos vemos obligado a recorrer sectores, a informar al resto de los trabajadores, para que tengan informe de lo que está pasando. Y convocamos a una asamblea para el viernes 1ero de marzo, a las 18 horas, en la sede sindical. Esperamos tener una respuesta esta semana, antes de la asamblea” dijo Rubén Allende.