14/03/2019EDUCACION

Centro Educativo Complementario. Comienzo de clase, con lista de espera de familias para ingresar a sus hijos.

Como en todas las instituciones educativas también han comenzado las clases en el Centro Educativo Complementario.

Liliana Treser, la Directora del organismo, dice que estuvieron organizando “durante todo el mes de febrero las actividades y el tema en el que vamos a trabajar este año. Se va a centrar en el cuidado integral de los niños. Por ahí vemos que necesitamos darle una prioridad al cuidado integral de los niños, no solamente referido al aspecto de salud, sino también en cuanto al juego, a la recreación, al arte. Queremos incorporar todas estas disciplinas, de acuerdo a las capacidades de cada docente, que tienen muy buena preparación y mucha voluntad, trabajando todos para resguardar a nuestros niños. Teniendo en cuenta que son un tesoro, que guardan muchos sueños y que tienen muchas ganas de trabajar.

Son muchos alumnos también y vemos que nos necesitan. También desde lo emocional, desde la contención. Vamos a trabajar todo este tema durante este ciclo lectivo”.

En nueve grupos, sumando 192 alumnos. Cinco grupos funcionan en el turno mañana y cuatro en el turno tarde. Cuentan desde el nivel inicial hasta el 3er año del secundario.

Por supuesto que hay lista de espera para ingresar: “tenemos una lista de espera de casi 40 alumnos, muchísima más demanda que otros años”, dice la Directora, y en un mensaje para las familias que esperan por un lugar Liliana Treser les dice que “muchos papás dicen que lo anotaron el año pasado. Nosotros tenemos una lista de espera del 2018, que son los alumnos que primero van a ingresar cuando queden vacantes. Y después entrarán los alumnos que los papás los anotaron en febrero o en marzo. Pero también depende de dónde quede la vacante. Quiero que tengan la tranquilidad que aquel que anotó a su hijo en el 2018, a medida que surgen vacantes, los vamos a ir convocando e ingresarán los niños de esas familias”.

La gran demanda tiene un obvio motivo: “la situación económica y social. Y las familias nos eligen porque somos la extensión de la jornada escolar; y entre la escuela y el CEC se cubren muchas más horas. Saben que acá van a hacer la tarea, que acá tienen el almuerzo. Son distintas situaciones que nosotros podemos ir acompañando a las familias y dándoles la oportunidad de crecimiento también”.