08/02/2019CIUDAD

Con 75 mm. de precipitación la calle Belgrano de Pueblo Santa María se volvió un río.

Un frentista de la calle Belgrano de Pueblo Santa María denunció públicamente que su calle se convirtió en un verdadero río por la falta de escurrimiento del agua.

“Hace poco tiempo me cobraron $1200 de multa por colocar sobre el cordón de la vereda dos caños de 70 centímetros de largo por 5 centímetros de diámetro. En ese momento la inspectora municipal me dijo que obstruye el libre escurrimiento del agua”.

“Falta sentido común…”, finalizó el vecino en su mensaje.


Fotos de calle 9 de Julio gentileza Cecilia Abot.