12/09/2018SALUD

“El Hospital de Huanguelén tiene partidas para ejecutar de forma inmediata la reparación del techo y lo que haga falta se hará con el presupuesto del Hospital de Suárez”.

Lo afirmó el Secretario de Salud, Rogelio Urizar. El funcionario se refirió además a la designación de un Director Interino en el Hospital Lucero del Alba y la posibilidad de una nueva ambulancia para Huanguelén, entre otros temas.

Varios temas había para tratar con el funcionario a cargo de la atención de salud en el distrito. Y buena parte de esa temática tienen que ver con la localidad de Huanguelén, en virtud del suceso por todos conocidos, la lluvia que ingresó por filtraciones que tienen algunos años y que no se han reparado en el hospital de esa localidad.

El Dr. Rogelio Urizar estuvo el lunes en Huanguelén. Llegó al hospital en un muy buen momento: cuando estaba reunida la Junta Comunitaria con el nuevo Director, Dr. Fabricio Beúnza.

"Aprovechamos para tener una charla amena; me mostraron fotos del techo, que no son grandes arreglos lo que hay que hacer. Lo que expliqué es que el mismo hospital tiene una partida presupuestaria de mantenimiento. El mismo Hospital de Huanguelén se tiene que hacer cargo de ese tipo de mantenimiento”, dijo Urizar.

Al consultarle si las obras que hay que ejecutar no exceden la partida presupuestaria con que cuenta ese establecimiento indicó que “hay dos obras que hay que hacer. Una es lo de la cocina, que eso vamos a tratar de arreglarlo con el presupuesto de Suárez. La cocina tiene las chapas viejas y tiene el cielorraso abombado y descascarado. Lo que hay que hacer es cambiar ese techo y arreglar todo el cielorraso para que no se caiga. Esa sería una obra más grande, se proyectó con Obras Públicas y hay que tramitar todo para su realización”.

¿Será un largo camino administrativo, como sucede siempre?, fue la pregunta. Y la respuesta: “¡No! Lo vamos a acomodar”. Y agregó el Secretario de Salud, refiriéndose a las filtraciones en otros sectores del Hospital Huanguelén, que “eso lo vamos a acomodar. Nos mostraron ellos (de la Junta Comunitaria) que hay chapas levantadas y que la canaleta no es lo suficiente grande como para abastecer toda la caída de agua, por eso filtra a otro techo, que es donde ingresa el agua. Hay que hacer una canaleta en proporción a lo que es el techo. Sobre esa obra hoy a la mañana (por el martes) lo llamé al Dr. Beúnza, lo puse al tanto de las partidas presupuestarias y tienen dinero como para hacer mantenimiento. Les queda algo así como 30 mil pesos, y en otra partida, que también puede utilizarse, quedan otros 200 mil pesos, o sea, que, acomodando las partidas, pueden hacer tranquilamente el arreglo del techo”.

El Dr. Beúnza está como Director Interino, porque pidió licencia Lampón, pero todo indica que continuará en ese cargo: “Lampón nos viene pidiendo desde hace un año dejar ese cargo. Nos costaba encontrar a quién quisiera tomar este cargo. El Dr. Beúnza hace un año que está trabajando y viviendo en Huanguelén, y estamos en tratativas que él se quede como Director”, dijo el Secretario de Salud.

Un debut complicado ha tenido en el cargo el nuevo Director Interino y esto lo habría manifestado a Urizar. El martes, en la entrevista, el Dr. Urizar expresó al respecto que “yo le decía que él va a ser el futuro de Huanguelén en la parte médica, y creo que haciéndose cargo de la dirección va a poder formar el hospital que él quiere tener para años adelante. Porque la mayoría de los médicos que hay en esa localidad ya están terminando su labor, o tienen una edad avanzada. Por eso es importante que él se haga cargo y proyecte el hospital para su localidad durante varios años”.

¿A Huanguelén le hace falta otra ambulancia? El Secretario de Salud expresó que “no tienen una sola ambulancia; ellos tenían, como nunca, tres ambulancias. Una es una Mercedes Benz, que nosotros la seguimos usando; esa ambulancia la dieron de baja y la están transformando en un vacunatorio móvil. Tienen otra ambulancia, modelo 2009, que supuestamente vencería su uso en el 2019. Ellos hablan del seguro, en realidad, las ambulancias se pueden seguir usando, en las nuestras, que son del 2008, el seguro las sigue cubriendo. Y después tendrían una ambulancia modelo 2015. O sea, que en este momento tienen dos ambulancias, no una sola como dicen. Durante este año, en Suárez, el SAME tiene que enviarnos dos ambulancias nuevas. Lo que yo hablé con Lampón en forma privada por teléfono –a veces hablo cosas en forma privada y después salen cosas públicas donde se tergiversa todo-, el tema es que van a llegar dos ambulancias nuevas a Coronel Suárez. En ese momento le comenté que, si antes de fin de año no nos llegaba una de las ambulancias nuevas a Suárez, yo le iba a entregar una ambulancia de las nuestras hasta que tengamos las ambulancias nuevas. Pero, en este momento, tienen dos ambulancias, no una sola”.

Más adelante en la entrevista y consultado en torno a cómo está funcionando el Hospital Municipal de Coronel Suárez, dijo que “el Hospital está trabajando con un nivel de ocupación muy alto. En esta época del año nos estamos manejando con un nivel de ocupación del 95%. Estamos todos trabajando a un límite y se está cubriendo muy bien. Hay muchas enfermedades estacionales, gripes, neumonías, bronquiolitis en los chicos. Otro tema es la Clínica, que hace dos años no tiene la cápita del PAMI, que se atiende en el Hospital. Lo mismo OSPIC, que se ha cortado y se atiende en el Hospital. Eso produce un aumento de la demanda. Se está recibiendo gente de la zona, pero en mucha menor proporción, por el tema que tenemos que conservar las camas para los pacientes de Suárez”.

Dijo que “Huanguelén es un hospital que deriva mucho y eso ya lo hemos hablado varias veces; ellos tienen que tratar de empezar a contener un poco más la población en Huanguelén. Tendrían que empezar a tener internados a los pacientes allí y no tanta derivación”.

Expresó que “hay cosas que fallan: se nos rompió el equipo de video laparoscopía y nos está costando reemplazarlo. Por el tema de los valores, salía 300 mil pesos y ahora no sabemos ni cuánto sale porque no nos dan la cotización. Por eso, los pacientes del PAMI o los pacientes indigentes sí es necesario hacer una video laparoscopía se los deriva a la Clínica y se paga por ese paciente”.

En cuanto a la obra de shock room que está inconclusa dijo que es “por un problema de la empresa, la cual paralizó la obra. El Municipio multó a la empresa por esa paralización y ahora se está buscando la solución de cómo poder terminar eso”.

Ahí se construye, en la zona de guardia, un área de emergencia, un lugar para tres camas y en un primer piso la habitación de los médicos de guardia, lo que liberaba espacio para ampliar la terapia, donde “con cinco camas nos estamos quedando cortos”.