14/09/2018SALUD

Dra. Soledad Firpo, especialista en Infectología se refirió a las infecciones por estreptococo.

“Si bien no ha sido informada ninguna resistencia a los antibióticos de la bacteria que produce faringo amigdalitis, si seguimos haciendo abuso de este tipo de medicamentos vamos por ese camino”.

Para conocer sobre las características de la bacteria sobre la que hay una alerta epidemiológica, que ya se cobró 6 vidas, y para saber cómo cuidarse y cuidar a los más chicos, entrevistamos a la Dra. Soledad Firpo, que es Médica especialista en Infectología.

“Estos últimos días, con esta noticia de las infecciones sistémicas por el streptococcus pyogene, nos ha causado una gran demanda a los médicos en general. Tanto los pediatras como los clínicos, estos días han sido muy buscados para calmar la ansiedad de la gente”.

Es real que hay varios casos, algunos que han tenido buena evolución y otros fallecidos.

“Los casos fatales es a lo que uno más le teme y que desespera a la gente”, dijo la profesional, manifestando su interés en “dar tranquilidad a la población porque es una infección que conocemos, no es nada nuevo. el streptococcus pyogene lo tenemos desde hace muchísimos años y diariamente se hacen diagnósticos de esta infección”.

Es una infección “que se da durante la infancia. Es una de las causas más frecuentes de faringo amigdalitis en los chicos, entre dos y tres años, hasta los primeros años de la adolescencia. Esa es la franja etaria que más afecta. Se hace mucho diagnóstico, normalmente”.

La cuestión es que a veces, esta infección, “puede tener complicaciones y ahí es donde estamos parados hoy”.

No está definido como epidemia: “todo esto surge a partir de una alerta epidemiológica donde el Ministerio de Salud de la Nación otorga para que estemos más alerta, y atentos, los que trabajamos en salud. No está aún notificado como una epidemia”.

Repitió que casos de infecciones con esta bacteria “tenemos un número habitual, casi mensualmente. Hay una época del año, desde fines de invierno, primavera, donde estos casos aumentan. En verano son menos frecuentes los casos de faringo amigdalitis”.

¿Qué ha hecho que esto que es tan común se transforme, en algunos casos, en fatales, no sólo de niños sino de adultos también? Responde la Dra. Firpo que “en determinadas circunstancias, y también dependiendo de la virulencia, le llamamos así a la capacidad de agresión de los gérmenes, aunque se trate de una bacteria, es mayor la capacidad de agresión, con lo cual la capacidad de invadir tejidos también es mayor. Y así genera las complicaciones. Los pacientes que han fallecido han tenido complicaciones. Las complicaciones locales son una sinusitis, una otitis, neumonía. Gran parte de estos pacientes fallecidos tuvieron neumonía con derrame pleural (líquido acumulado en los pulmones), que eso sí no es lo habitual. Esta bacteria también provoca toxinas. Las toxinas pueden generar el shock de sepsis que producen la infección sistémica.

Entonces, la bacteria tiene un doble accionar. Hay otras complicaciones, como una gran infección a nivel de los riñones, que pueden terminar en diálisis. También la strepto pyogene es causante de la fiebre reumática, tan conocida con anterioridad, cuando no había tantos antibióticos como ahora”.

Agrega la Dra. Firpo que “estamos frente a esto por el mal uso de antibióticos que tenemos. Esta es una bacteria que con cualquier derivado de la penicilina se mata. Por ahora no hay una resistencia declarada, no ha sido informada ninguna resistencia, pero… vamos en ese camino. Con un dolor de garganta muchas veces la gente recurre a un antibiótico, cuando en realidad tiene que tomar un analgésico. Ese es el motivo mayor de todas estas infecciones y de las que van a venir. Porque van a empezar a aparecer cada vez más gérmenes habituales, de nombres conocidos, que se van a ir haciendo cada vez más resistentes a los antibióticos”.

Antibióticos que, por otra parte, son escasos: “todos los años no aparece una batería nueva de antibióticos, tenemos hace años los mismos.

Entonces, los tenemos que cuidar, no usarlos en forma masiva”.

Recomendó la profesional consultada “que la gente no se desespere. No tenemos casos por nuestra zona, no hay casos en Coronel Suárez, hablamos estos días con la gente del Hospital Penna y tienen los casos habituales. No hay casos complicados o fatales en la región”.

El cuadro de afectación “siempre empieza con fiebre y con dolor de garganta. Pero no hay que desesperase. Se debe actuar igual que siempre si los chicos tienen fiebre, hay que bajar primero la temperatura; no ante el primer pico febril salir corriendo a la Guardia. Lo que debe alarmar es que se extienda el tiempo de fiebre, por lo menos 24 horas, que aparezcan manchas en la piel, que los niños empiecen con dificultad para respirar. Ante estas situaciones no se debe esperar, en la Guardia estamos para atender estas urgencias. Pero ante un simple dolor de garganta y fiebre no hay que desesperarse, porque esa es la evolución benigna”.