11/07/2018INSTITUCIONES

Equinoterapia De Corazón.

“Recibir a ‘Pochi’ fue una alegría enorme para todos”, dijo Hernán Saniuk, Presidente de la entidad de Pueblo Santa Maria.

Hace unas semanas atrás quienes están involucrados en este grupo que lleva adelante terapia con equinos vivió un momento muy doloroso: encontraron muerta a “Sorpresita”, la yegua que habían tenido desde pequeña y en la que los concurrentes, personas con necesidades especiales, hacían sus prácticas. A la yegua la habían matado en forma intencional personas desaprensivas.

Pero ese momento amargo, doloroso, tuvo otra cara hace unos días atrás: recibieron un caballo de regalo de José Bertola.

“Pochi”, así se llama, y los chicos y los padres la recibieron con mucha alegría.

En diálogo con La Nueva Radio Suárez Hernán Saniuk, Presidente de la Comisión Directiva de esta institución que funciona en Pueblo Santa María, dijo que “después de la mala semana que tuvimos, con lo que nos pasó con ‘Sorpresita’, nuestro caballo, enseguida tuvo mucha repercusión en la comunidad y hubo gente que de inmediato se ofreció para donar un caballo, para que podamos seguir haciendo la actividad”.

Contó que “en la semana se comunicaron con nosotros, la idea era traerlo el día sábado, pero por el estado del tiempo no se pudo hacer. Nos lo trajeron el lunes, cerca del mediodía, y estábamos todos los de la Comisión, todos los chicos, esperando para recibir este caballo. Todos muy contentos, le pusieron una montura y salieron a probarlo. Enseguida los chicos querían subirse, estaban muy, muy contentos”.

El nuevo caballo que tiene Equinoterapia De Corazón ya venía con el nombre “Pochi” y “los chicos decidieron seguir llamándolo así. Estamos muy agradecidos a la familia de José Bertola, que fue el que nos donó el caballo. También a toda la gente que hizo gestiones para esto”.

¿Cómo explicaron a los chicos que ‘Sorpresita’ no iba a estar más? La respuesta de Hernán Saniuk es que “fue difícil; hoy en día con las redes sociales muchos se enteraron por ese medio, y con los que hemos podido estar se les llenaron los ojos de lágrimas. Muchos querían ir hacia el lugar para darle un último adiós a la yegua que habíamos tenido a lo largo de mucho tiempo. Seguramente la vamos a extrañar mucho, porque es un animal que nació dentro de Equinoterapia, se crio con los chicos y tenía un valor sentimental muy grande en la institución”.

En cuanto a las actividades que están previstas desde la Comisión Directiva, en vistas a recaudar fondos, dijo el Presidente Hernán Saniuk que “estamos trabajando bien, con varios proyectos que encaramos este año. Como el cerramiento, de lo que era el Balneario de Santa María, donde hemos cerrado todo como para que los caballos puedan estar ahí. Eso está casi culminado, faltan detalles nada más. Otro de los grandes proyectos que tenemos para este año es cambiar el techo del quincho, porque los días de lluvia ya tenemos varias filtraciones de agua y estamos pidiendo los presupuestos para esa obra”.

Equinoterapia tiene alrededor de 30 concurrentes, entre los que van a hacer terapia y los que van a hacer equitación. Y están organizando una nueva edición de la fiesta que celebra la amistad, donde concurren todas mujeres, la que se llevará a cabo en el Polideportivo de El Progreso y para las que se vendió la totalidad de las tarjetas dispuestas, 300.

Agradecimiento de Equinoterapia de Corazón.

“Hoy después de pasar una triste semana recibimos una hermosa sorpresa... Llego “Pochi”, un nuevo integrante a la familia de Equinoterapia, lo recibimos con mucha alegría y deseosos de darle mucho amor y que rápidamente se sienta uno más de este grupo.

Infinitas Gracias al Señor José Bertola, dueño de “Pochi”.

Gracias también a los Concejales Pedro Rodríguez y Pablo Martínez por este hermoso gesto y a nuestro Delegado Municipal Sr. Roberto Streitenberger por acompañarnos en todo momento y ser un integrante más de este grupo.

Gracias también a Cristian Rack, Presidente de nuestro Club por acompañarnos.

“Pochi” rápidamente se ganará nuestros corazones, ya que en Equinoterapia hay mucho amor para dar. A todos nuevamente mil GRACIAS DE CORAZÓN...”.