19/06/2017DEPORTES

Fútbol de la Liga Regional. Boca Juniors recuperó la punta en soledad.

Este domingo volvió al triunfo tras derrotar por dos a uno a San Martín de Santa Trinidad con dos goles del “Rafa” Balvidares. Ariel Suárez puso en ventaja al “SanMa”.

Boca volvió a la victoria al diputarse este domingo la cuarta fecha de las revanchas del Torneo Apertura de la Liga Regional.

Le terminó ganando a San Martín de Santa Trinidad por dos a uno con dos anotaciones de su goleador, Rafael Balvidares, quien a los 39 minutos del primer y segundo tiempo, terminó anotando los goles del triunfo y con esto recuperar la punta en soledad en la tabla de valores, aprovechando la caída de Tiro Federal de Villa Belgrano en carácter de visitante frente a Atlético Huanguelen.

En un partido de ida y vuelta y con varias posibilidades frente a los arcos, el equipo que orienta Hernán Vidal se reencontró con un triunfo tras la derrota del domingo anterior en carácter de local frente a Tiro de Villa Belgrano.

San Martín se puso en ventaja por intermedio de Ariel Suárez que a los 13 minutos establecía el uno a cero parcial y recién a los 39 de esa etapa Rafael Balvidares pudo llegar a la igualdad.

Cuando parecía que el encuentro se encaminaba al empate definitivo, otra vez apareció “El Rafa” a los 39 de esta etapa complementaria para sellar el dos a uno definitivo y con esto quedar solo arriba en la Zona “A” a la espera de otras dos visitas en el Estadio del Sur, la de Deportivo Sarmiento el próximo fin de semana y luego Independiente, partidos considerados claves por el puntero del campeonato ya que el objetivo es claro, sumar la mayor cantidad de unidades para luego definir con dos partidos fuera de la ciudad y esperar en la ultima fecha a Blanco y Negro.

Este domingo el partido fue controlado por Gustavo San Julián de Olavarria y en reserva ganó San Martín por tres a dos.

El “SanMa” el domingo venidero recibirá a Atlético Huanguelen, para intentar nuevamente luchar arriba en la tabla, frente a un conjunto “aceitero” que viene de ganar cuatro partidos consecutivos.