21/04/2017DEPORTES

Este viernes la Peña “El Ovalo Suarense” le entrega un reconocimiento al piloto local Carlos “Lucho” Rudy.

En su trayectoria logró siete títulos en diferentes categorías del automovilismo regional. Además en varias oportunidades se premió su caballerosidad deportiva.

Quienes integran la Comisión de la Peña “El Ovalo Suarense” llevarán adelante este viernes su encuentro mensual en las instalaciones de Rancho Eventos, donde además de reunirse con amigos y charlar sobre automovilismo en general procederán a homenajear a un par de pilotos.

En principio fue invitado el ex piloto de Turismo de Carretera y otras categorías Miguel “Toto” Etchegaray, defensor de la marca Ford durante muchísimos años, alcanzando logros muy importantes.
Mientras que tambièn se reconocerá la trayectoria del piloto suarense Carlos “Lucho” Rudy.

A propósito del gran piloto suarense recordemos que Carlos Oreste Rudy nació el 14 de julio de 1972 y debutó en el automovilismo en abril de 1989 en Coronel Suárez como invitado de Alberto Purón en promocional 850, logrando con apenas 17 años el quinto puesto.

De ahí en adelante no se detuvo más y continuó acelerando, por lo cual cuenta con una rica historia donde logró 7 títulos en diferentes categorías.

Corrió en: Promocional 850, Minicafeteras, Rally Clase 2, Clase ZB, y Clase A; TC 4000 del Sudoeste, Turismo 2000, GT 128, Gran Turismo de La Comarca, Fiat Uno Monomarca, Rally A Light, logró 7 campeonatos y un sub campeonato con 106 triunfos. Siempre con equipo propio.

Los títulos alcanzados fueron los siguientes: Campeón Promocional 850 (1995), Campeón Turismo 2.000 del Sudoeste (2008), Campeón Turismo 2.000 del Sudoeste (2010), Campeón Turismo 2.000 del Sudoeste (2013) año que obtuvo el premio a la caballerosidad deportiva, Campeón Gran Turismo 128 del Sudoeste (2014), Sub-campeón Gran Turismo 128 del Sudoeste (2015) y premio a la caballerosidad deportiva, Campeón Gran Turismo 128 (2016), Campeón Rally Bonaerense del Sudoeste Clase A Light (2016) navegado por Federico Bailman.

Un justo y merecido reconocimiento para un gran piloto de nuestra ciudad, pero sobre todo para una gran persona que supo ganarse el afecto de los suarenses, no solo por sus cualidades como piloto sino lo más importante, por sus cualidades como ser humano, teniendo siempre un lugar especial para su gran cantidad de amigos.