13/02/2018CIUDAD

Entrevista a Francisco Franco, funcionario municipal a cargo de Servicios Públicos de la Municipalidad.

Sobre los perros sueltos en la vía pública, el arreglo de calles y los reclamos de Huanguelén, entre otras cuestiones “Si la gente reclama por algo es”, expresó

Una de las problemáticas que tiene para atender el área de Servicios Públicos municipal, se refiere a la reparación de calles de tierra.

Al respecto, Francisco Franco, que frente a la falta de agua, “el manual dice que no es conveniente arreglar las calles. Cuando hay mucha, mucha sequía, hay que hacer un ligero repaso y dejarlo. Por lo menos hasta que caigan los primeros milímetros, porque se hace mucho talco y después se hace más complicado para regar. Pero igual, nosotros estamos haciendo algunos repasos, estamos haciendo algunas bocacalles. Pero para las obras grandes estamos esperando que caigan algunos milímetros”.

Anticipó cuáles son las calles que están más complicadas: “en la Villa Belgrano tenemos que hacer un repaso, en el cruce de Balcarce y República del Perú, hay que hacer repaso de entoscado; también todas las paralelas a la avenida Independencia. Para el otro lado, hay calles complicadas en la zona de Blanco y Negro”.

En la ciudad, había 780 calles de tierra para atender, pero ahora se agregaron los barrios Procrear, toda la colonia Santa Trinidad.

“Ahí estamos trabajando con el equipo de Obras Públicas, porque hay planificación de asfalto, o tienen que terminar cloacas y otras obras. Hay que hacerlo todo paso a paso, antes de hacer el entoscado. Por ejemplo, la calle Montevideo la arreglamos dos veces, y ahora se va a asfaltar”.

En cuanto a la demanda de riego, frente a la falta de lluvias, Franco dijo que “estamos bien, con cinco equipos. Pero la gente quiere más, estamos corrigiendo algunos horarios, porque la gente quiere el riego en la tardecita, para pode ventilar y demás. Por eso estamos corrigiendo algunos horarios, tratando de conformar todo lo que se puede”.

Pero la realidad es que la Municipalidad cuenta “con equipos muy viejos, muy antiguos. Ya lo hablamos con el Intendente y este año le va a tocar la renovación a estos equipos de riego”.

Agregó que al parque vial de Servicios Públicos, “le estaría faltando –la renovación- de los equipos de riego y una o dos motoniveladoras más. Eso será según el presupuesto, y todo lo que venga de Nación y Provincia, lo podremos ir mejorando”.

Sobre la problemática de los perros sueltos en la vía pública adelanto Francisco Franco que “eso se está tratando. Estamos buscando el lugar, y algo tenemos. No va a ser donde se había dicho (en un terreno municipal al lado de la planta de Smurfit). Todos queremos los perros, pero cuando los ponen cerca, tenemos los problemas. Al paso que vamos ya vamos a hacer la perrera cerca de Guaminí o Pigüé. Ya tenemos un lugar que está arbolado, y creo que ahí va a estar bien”.

Sin especificar donde sería el nuevo emplazamiento comentó que “tenemos visto dos lugares, como todavía no se ha decidido no podemos indicar adonde será el traslado”.

Consultado en torno a si una nueva topadora será destinada exclusivamente a Huanguelén, dijo no, que “la topadora viene a Coronel Suárez y va a trabajar en todo el distrito” y agregó Franco que “estoy totalmente de acuerdo con la autonomía con límites, como dijo el Intendente. Nosotros, el día lunes, cuando fue el tema que la gente objetó, que llegaron las máquinas, no fue así. Voy a contar como fue en realidad”, dijo el funcionario.

Luego agregó que “desde que se creó la Comisión Vial estamos trabajando de acuerdo a la disponibilidad que tiene el carretón que tiene Vialidad, que nos van llevando las máquinas. Antes lo teníamos totalmente disponible cuando lo necesitáramos y ahora debimos establecer un cronograma compartido con la Comisión Vial”.

“Ese lunes (el de la semana pasada), iban para ir a Villa Arcadia. Como teníamos el incendio, como teníamos todo armado, dijimos que como en Arcadia no se podía trabajar, los llevábamos a Huanguelén. Yo no conocía la reunión que se iba a hacer a la noche. A mí me informaron a media mañana de ese día, de la reunión con la junta. Pensé que íbamos a contar lo que íbamos a hacer y demás. No fue porque se hizo esa reunión, o porque vino Telefé, (que se llevaron las máquinas). Yo no sabía absolutamente nada de la reunión, y después me dice el presidente de la Junta, el señor ese que arriba del escenario es muy buen locutor, después cuando está en la reunión habla perfectamente y me llama por teléfono y demás, dijo que habíamos traído las máquinas por el acto que se había hecho. No era así. Yo siempre termino diciendo que si la gente reclama por algo es. Es cierto, hay una necesidad no cubierta”.